sábado, 6 de diciembre de 2008

Ruth finaliza su paso por el Factor X británico

A Prince le entran los siete males

No consiguió entrar en Operación Triunfo, pero en el Reino Unido valoraron su cualidades vocales y ha llegado a ser finalista del concurso X Factor. Ruth Lorenzo ha dado el do de pecho en cada una de sus actuaciones en el programa, cantando junto a Mariah Carey, recibiendo mensajes al móvil de Johnny Depp y cartas del primer ministro Gordon Brown. ¿Qué tiene esta murciana para haberse metido en el bolsillo al público británico?

Ruth
trabajaba para Polaris World y estaba a caballo entre Murcia y Londres, hasta que consiguió ser seleccionada en el programa sin ni siquiera planteárselo: la hija de unos amigos ingleses le regaló, por su 25 cumpleaños, los impresos para inscribirse en X Factor. Y de ahí al estrellato. Dannii Minogue, la hermana de Kaily, su mentora en el programa, la seleccionó entre sus apuestas dentro del grupo de mayores de 25 años.



Ruth prefiere no dar detalles, pero su situación familiar nunca fue la ideal, lo que la obligó a empezar a trabajar con 12 años. "De niña cantaba ópera, nos trasladamos a Utah y curré allí en musicales desde los 11 a los 16 años. Me decían La Sirenita, imagínate... Mi madre lloraba cuando veía a Montserrat Caballé, y yo quería que le pasara lo mismo conmigo. Fui creciendo, me decanté por el rock y a los 19 comencé a seguir mi propio rumbo".

¿Cuál ha sido su secreto para llegar a las puertas de la final? "Morro y pasión, creo haber vivido muchas cosas y todas se acumulan cuando canto". Una vez que cruzó el ecuador arrancaron los surrealismos: tras cantar Purple rain, las líneas se colapsaron. A Prince le temblaron las rodillas y consiguió que retiraran el vídeo de la actuación de YouTube. Ella se lo toma con humor: "¡He cabreado a Prince! ¿No es la hostia? Para mí es un orgullo". En el estreno de Quantum of solace en Londres se le acercó Judi Dench para echarle piropos, y sólo nombrar en la tele a Johnny Depp como uno de sus actores favoritos provocó que éste le animara personalmente vía telefónica. "He afianzado mi propio yo, y se nota. No quiero ser una Whitney, necesito caña, música que en vivo sea la bomba".

Comprueba por qué se cabreó Prince y retiró los vídeos de YouTube:



De momento ha rechazo representar a Irlanda en Eurovision, tiene club de fans en la India, Suramérica y EEUU y el temido jurado del programa, Simon Cowell, ha dicho de que sus pechos "son los dos grandes valores de Factor X". También ha destacado su presencia escénica y la pasión en cada una de sus apariciones. "Siento que mi vida musical va a ser larga, y ya estamos trabajando. A Simon le parece que tengo carácter y le gustaría probarme como una Celine Dion latina. Aunque yo me decanto más por Tina Turner", asegura Ruth.